La nutrición en la prevención del cáncer

Prevención del cáncer

Como muchos expertos médicos abogan, una de las mejores maneras de prevenir el cáncer es consumir una dieta saludable y equilibrada.
Parece ser que un tercio de las personas infectadas con cáncer han contraído la enfermedad al no cumplir con una dieta idealmente saludable.
Muchas personas de todo el mundo que son expertos en esta enfermedad han decidido hacer una lista de alimentos que ayudan a prevenir el cáncer.
Los alimentos listados son una amplia variedad de productos y pueden ser utilizados como un medio para prevenir y controlar esta enfermedad.

Setas

Los hongos parecen ser una manera eficaz de combatir el cáncer, así como para mantener un sistema inmunológico saludable porque en realidad contienen un polisacárido llamado “Lentinan”, que está particularmente presente en el shiitake (Lentinus edodes) y se dice que ataca a las células cancerosas, previniendo que se multipliquen.

Algas

Contienen proteínas, vitamina B12, fibra, clorofila, ácidos grasos esenciales que pueden ayudar en la lucha contra el cáncer de mama.
También tienen una alta concentración de sales minerales como potasio, calcio, magnesio, hierro y yodo.

Batata

Tiene propiedades anticancerígenas que protegen el ADN de los productos químicos cancerígenos fuera de la membrana nuclear.

Aguacates

Aguacate

Aguacate

Son ricos en glutatión, un poderoso antioxidante que ataca los radicales libres en el cuerpo bloqueando la absorción de grasa en el intestino.
Los aguacates también son ricos en potasio (más que los plátanos) y también tienen un alto porcentaje de betacaroteno.
Muchos expertos creen que los aguacates pueden ser útiles en el tratamiento de la hepatitis viral, que a menudo es una causa del cáncer de hígado.

Brócoli, coliflor y repollo

Las verduras crucíferas tienen niveles relativamente altos de indole-3-carbinol (también disponible como suplemento dietético) que ayudan a combatir el cáncer de mama.
El brócoli, por otro lado, sería un aliado perfecto para la prevención del cáncer de colon o rectal.
Se cree que esto se debe a la glucorafanina, un compuesto natural que se encuentra casi exclusivamente en el brócoli.
Numerosos estudios han asociado el brócoli con la reducción del riesgo de desarrollar ciertas enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardiacas, y la investigación continua se ha enfocado en la glucorafanina como el componente responsable de sus beneficios para la salud.
Los expertos han llegado a la conclusión de que cuanto más amargo es el brócoli por su sabor, más glucorafanina en la comida está presente.

La zanahoria

zanahorias

zanahorias

Esta verdura podría prevenir una amplia variedad de cánceres, incluyendo cáncer de pulmón, boca, garganta, intestino, estómago, próstata y mama.
Los científicos han encontrado que el consumo regular de verduras de colores brillantes parece reducir el riesgo de cáncer de próstata en casi una quinta parte.
Se cree que los efectos protectores de la zanahoria se deben a los carotenoides más conocidos de este vegetal, como el betacaroteno y el licopeno, que durante mucho tiempo se han considerado como armas potencialmente potentes contra diferentes tipos de cáncer al reducir el daño a las células causado por el estrés oxidativo.

Pimientos

Los pimientos, nativos de América del Sur pero también muy difundidos en Europa, contienen una sustancia química llamada capsaicina que, según un estudio estadounidense, se cree que neutraliza las sustancias cancerígenas.

El pomelo

Como la mayoría de los cítricos, la toronja contiene monoterpenos: una sustancia que ayuda a prevenir el cáncer al eliminar los agentes cancerígenos del cuerpo.
Algunos estudios han demostrado que el pomelo puede inhibir la proliferación de células cancerosas en el seno.
La toronja también contiene vitamina C, betacaroteno y ácido fólico.

El higo

Los Higos

Los Higos

Un estudio realizado por investigadores de física y química en Japón, dijo que esta fruta es una de las más efectivas para reducir el riesgo de cáncer.
Esta fruta sería útil para reducir la pérdida de peso durante la enfermedad y no tener deficiencia de vitamina C, magnesio y potasio.

Naranja y limón

Contienen los citricos estimulante (hidrocarburo terpénico) que descompone las sustancias que causan el cáncer.

Frambuesas

Las frambuesas contienen muchas vitaminas, compuestos vegetales y antioxidantes llamados antocianinas que pueden combatir la formación de cáncer.
Según un estudio reciente, reportado por la investigación del cáncer, se ha declarado que las frambuesas negras pueden combatir el cáncer de colon y de esófago.

La uva

Las uvas

Las uvas

La uva es una fuente importante de resveratrol, un fenol que inhibe las enzimas que estimulan el crecimiento de las células cancerosas.
También contienen ácido elágico, que es un polifenol antioxidante que bloquea las enzimas necesarias para las células cancerosas (retraso).

Semillas de linaza

Estas semillas contienen sustancias antioxidantes capaces de bloquear y suprimir las variaciones cancerosas en el cuerpo.
También ricos en omega 3 y ácidos grasos esenciales, ayudan a prevenir el cáncer de colon y las enfermedades cardíacas.

Tomates

Contienen licopeno, un antioxidante que ataca las moléculas de oxígeno, o radicales libres, es un excelente fruto para la prevención del cáncer.
También parece que cuanto más tomates se cultivan en climas cálidos, más alto es el porcentaje de licopeno.
Los tomates son también muy ricos en vitamina C.

Los ajos

Los ajos

Los ajos

Aumenta la actividad de las células inmunitarias y ayuda a descomponer sustancias que podrían causar cáncer.
Un estudio estadounidense ha reportado que las personas que consumen ajo regularmente tienen una tasa mucho más baja de desarrollar cáncer estomacal.
Se cree que esto se debe a efectos antibacterianos contra una bacteria llamada Helicobacter pylori: un parásito del estómago, la principal causa de cáncer en el órgano.

Romero

El romero ayuda a aumentar la actividad de las enzimas de desintoxicación. Un extracto de romero, carnosol, que es un fenólico diterpénico que se encuentra en las hierbas de romero (Rosmarinus officinalis) sería capaz de inhibir el crecimiento del cáncer de mama y de piel.

Nueces

Según un estudio chino, una nuez llamada “nuez de Brasil” que contiene selenio, sería ideal para la prevención del cáncer de próstata.

Cúrcuma

curcuma

curcuma

La cúrcuma, que es parte de la familia del jengibre, puede inhibir las células cancerosas ligadas a la inflamación, que son altas en ciertas enfermedades inflamatorias y cánceres.

La tapioca

Este almidón, extraído de un tubérculo, es una planta que cuando se toma a una edad temprana, puede ayudar a reducir la formación de melanomas (cáncer de piel o membranas mucosas).
Su uso alimentario se utiliza principalmente en forma de harina.

Té verde

El té verde contiene antioxidantes, algunos de los cuales son conocidos como polifenoles (catequinas) que previenen la multiplicación de las células cancerosas.
Según un estudio publicado en una famosa revista británica, los polifenoles que abundan en el té verde, podrían proteger contra varios tipos de cáncer: estómago, pulmón, recto, colon, hígado y páncreas.

Vino tinto

El vino tinto, que se consume con moderación, contiene polifenoles que ayudan a proteger contra la infección de diferentes tipos de cáncer.
Los polifenoles son poderosos antioxidantes que ayudan a neutralizar los radicales libres patógenos.
Sin embargo, para muchos especialistas, el alcohol es cancerígeno y recomiendan el uso de vino sin alcohol.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *