Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares o CVD afectan particularmente a individuos entre 45 y 54 años de edad. Ocurren con más frecuencia en personas de entornos desfavorecidos. La CVD consiste principalmente en infarto de miocardio, arteritis de las extremidades inferiores, accidente cerebrovascular, angina de pecho y presión arterial alta. Por lo tanto, afectan particularmente a órganos vitales como el cerebro, los riñones, el corazón, los pulmones y las arterias de las piernas. Las enfermedades cardiovasculares se caracterizan por la obstrucción de las arterias. El bloqueo de la arteria coronaria causa ataque cardíaco, mientras que el bloqueo de la arteria coronaria causa accidente cerebrovascular. Las arterias de las extremidades inferiores pueden causar la amputación de una extremidad. Las enfermedades cardiovasculares pueden dejar serias secuelas.

Causas de las enfermedades cardiovasculares

Los hábitos alimenticios, el estilo de vida y el medio ambiente juegan un papel decisivo en el desarrollo de la CVD. La herencia hereditaria es también un factor importante en el desarrollo de esta familia de enfermedades. De hecho, cuanto más viejo te pones, mayor es el riesgo. La hipertensión arterial y fumar pueden causar la enfermedad. El principal factor de accidente cerebrovascular es la aterosclerosis. Este último es causado por el exceso de colesterol malo en el cuerpo, causando la formación de placas que constituyen el ateroma. El sobrepeso con exceso de colesterol también predispone a menudo a una persona a CVD. La falta de ejercicio, la inactividad y los hábitos alimenticios inadecuados también pueden causar enfermedades cardiovasculares. Evoluciona muy lentamente sin que el sujeto se dé cuenta, pero cuando ocurre un accidente, la enfermedad es lo suficientemente grave.

Síntomas de enfermedades cardiovasculares

Si se trata de un accidente cardiovascular, el paciente experimenta mareos y pérdida de equilibrio. También pueden experimentar hormigueo en los brazos o las piernas. Pueden tener dificultad para caminar o expresarse. También puede perder el conocimiento. Las señales de advertencia de un ataque cardíaco pueden ser dolor en la espalda, mandíbula, brazos u hombro izquierdo. El paciente experimenta mareos, seguido con bastante frecuencia por pérdida del conocimiento o dificultad para respirar. Probablemente náuseas con o sin vómito. También puede aparecer una sensación de opresión en el corazón. El paciente puede tener sudores fríos y la piel se humedece. Para las personas con cardiopatía reumática, tendrán fiebre, arritmia cardíaca, calambres estomacales e inflamación de las articulaciones.

Tratamiento con plantas medicinales

Vahona o aloe, una planta medicinal originaria de Madagascar, trata eficazmente la CVD gracias a su alto contenido en oligoelementos, sus múltiples ingredientes activos y su rico contenido en minerales y vitaminas. El digital también da muy buenos resultados, sin embargo, su uso debe llevarse a cabo bajo la estricta supervisión de un médico. Es un excelente cardiotónico y se toma en forma de tableta. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el té de hierbas hecho con la planta está estrictamente prohibido, ya que puede ser fatal. El espino es tanto hipotensivo como cardiotónico. Viene en cápsulas o comprimidos. Se toma tan pronto como aparecen los primeros síntomas de la CVD porque el tratamiento puede ser a largo plazo. Algunas hortalizas como el repollo, gracias a sus propiedades antioxidantes, también ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El aceite de oliva, que se toma regularmente, es una forma eficaz de prevenir la CVD. Como medida preventiva, deben tenerse en cuenta algunas medidas, en particular la adopción de una dieta sana y equilibrada. El goji, el ajo y el limón, el aceite de cáñamo y la canela también tienen propiedades contra las enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *