Chufa

Chufa, ¿qué es exactamente?

La chufa (Cyperus esculentus) es una planta herbácea que produce pequeños y sabrosos tubérculos con un sabor similar al de la almendra y excelentes propiedades nutritivas.
Es una planta originaria del Sahel, que fue cultivada originalmente en Egipto hace más de 3.000 años.
Las chufas fueron importados a España por los árabes, luego cultivados en la Comunidad Valenciana, donde siempre se han consumido en forma de chufa horchata (cebada de souchet, leche vegetal) y donde ahora tienen denominación de origen (DO).
La chufa es un tubérculo altamente apreciado por sus grandes virtudes nutricionales y de salud para el organismo.

Historia de la Chufa

El cultivo de la chufa es muy antiguo. Se encontraron tubérculos de chufa en los sarcófagos y tumbas egipcias de las primeras dinastías.
Era un alimento apreciado por los antiguos egipcios, en aquella época estos después de que habían cosechado los tubérculos, los cocinaban, para que se volvieran muy dulces, luego los comían en postre.
También hay referencias a las chufas en libros muy antiguos en persa y árabe.
Algunos autores chinos también han recomendado la bebida de chufa como estimulante del apetito y del bienestar general.
Desde Egipto, la cultura chufa se extendió al norte de África, llegando a la Península Ibérica y Sicilia con las olas islámicas de la Edad Media.
Las razones que probablemente justificaron la introducción de su cultivo fueron, por un lado, la prohibición del consumo de vino por parte de la religión musulmana y, por otro, el reconocimiento de las propiedades medicinales de los frutos secos.
De hecho, el médico de Carlos I, Andrés Laguna, en el siglo XVI, asignó a los tubérculos pequeños, diferentes propiedades contra la inflamación de las vías respiratorias y los dolores de estómago.
La tradición popular valenciana considera la leche de chufa (horchata) como un remedio eficaz para los trastornos diarreicos.
La Comunidad Valenciana, como se escribió en el siglo XIII, ya contaba con una bebida refrescante llamada “llet de xufes” (leche de chufa).

Composición de la Chufa

Los principales componentes de la chufa son los carbohidratos, como todos los tubérculos, seguidos de las grasas, la fibra y las proteínas.
Rica en grasas buenas (30%), la chufa está próxima al contenido graso de los frutos secos.
El tipo de grasa de las chufas es principalmente monoinsaturada, una importante fuente de ácido oleico Omega 9.

La chufa contiene más precisamente:

carbohidratos, enzimas (como lipasa, catalasa y amilasa), fibras solubles, proteínas vegetales (con aminoácidos esenciales como leucina, metionina, isoleucina, arginina…), vitaminas C, E, minerales como fósforo, calcio, magnesio, potasio, zinc, hierro, etc.
Estos componentes confieren a chufa propiedades digestivas, cardioprotectoras, antioxidantes, antioxidantes, antioxidantes, inmunoestimulantes, antidiarreicas, antiácidas, astringentes, prebióticas, antianémicas, insulinogénicas, eupépticas.

Chufa: condensado de propiedades

  • Protege el sistema cardiovascular
  • Mejora la digestión de los alimentos
  • Previene o ayuda a eliminar gases que se acumulan en el tracto gastrointestinal.
  • Estimula el funcionamiento del sistema inmunológico
  • Ayuda a reducir el colesterol dañino (LDL)
  • Indicado para personas propensas a la acidez estomacal
  • Lucha contra los radicales libres
  • No contiene gluten, fructosa ni lactosa
  • Mejora la flora intestinal
  • Actúa como prebiótico
  • Fortalece la acción de los probióticos
  • Facilita la cicatrización de heridas
  • Ayuda a prevenir la anemia
  • Recomendado para personas con presión arterial alta (contiene bajo contenido de sodio)
  • Las personas con gastritis lo toleran
  • Estimula la producción de leche materna
  • Detener la diarrea
  • Las personas con diabetes pueden consumirlo

Chufa: propiedades, virtudes, beneficios detallados

Alto contenido de fibra

Los alimentos ricos en fibra como el salvado de avena, la col, las zanahorias, las ciruelas y las ciruelas son más altos que otros alimentos ricos en fibra incluso las semillas de Chia. La fibra ayuda al cuerpo durante la digestión, previene el estreñimiento y también actúa como un supresor del apetito, que puede ayudar a perder y mantener peso.

Una porción de chufas contiene 10 gramos de fibra, proporcionándole casi la mitad de sus necesidades diarias!
La fibra es uno de los pilares de la nutrición mal comprendidos.
La fibra no es absorbida por el sistema digestivo, por lo que atrapa toxinas, desechos, grasa y partículas de colesterol y las expulsa de su cuerpo.
La fibra ayuda constantemente a sentirse satisfecho, mantiene la salud digestiva, previene las enfermedades del corazón, adelgaza y previene la diabetes.
Chufa contiene más fibra por porción que muchos otros alimentos ricos en fibra recomendados, como la quinua o las semillas de chía.

Actúa como prebiótico

Mientras que las chufas ayudan a combatir las bacterias malas en el cuerpo, también contribuyen a la salud del tracto digestivo actuando como un prebiótico “resistente al almidón”.
Los prebióticos son las fuentes de energía (un “combustible”) para las bacterias intestinales buenas, que mantienen su sistema digestivo eficiente y saludable, todo de una manera suave.
Un cambio rápido e improvisado de la microflora intestinal puede interrumpir temporalmente su digestión, por lo que es aconsejable introducir gradualmente a su dieta prebióticos “resistentes al almidón”.
Comer chufa ayuda a evitar la hinchazón, alivia la flatulencia y la diarrea.

Concentrado de antioxidantes

Probablemente haya oído hablar de los antioxidantes, pero ¿realmente conoce todos los beneficios?
En el cuerpo, la oxidación de las moléculas de oxígeno crea radicales libres, también conocidos como daño oxidativo.
Este daño con el paso del tiempo puede eventualmente llevar a patologías como enfermedades cardíacas y cáncer.
Una dieta rica en antioxidantes es importante para proteger contra el daño oxidativo con el tiempo.
Las chufas son una excelente fuente de antioxidantes.
Con altos niveles de vitamina E y ácido oleico, estas nueces ayudan a proteger su cuerpo de enfermedades.
Ciertos métodos de preparación influyen en las propiedades antioxidantes de las chufas.
Así, al preparar la horchata de chufa, el uso de las chufas germinadas proporciona un mayor contenido antioxidante.

Tiene propiedades antibacterianas

Otro beneficio de la chufa es su capacidad para combatir las bacterias patógenas en el cuerpo. Según un estudio reciente, los extractos de Cyperus esculentus producen efectos antibacterianos sobre varios patógenos peligrosos, incluyendo salmonela y E coli.
Cyperus esculentus también está en una lista de varias plantas alimenticias que pueden ser usadas contra infecciones bacterianas comunes, especialmente para aquellos que han desarrollado resistencia a los antibióticos.
Añadir chufa a su dieta sin duda fortalece el sistema inmunológico y ayuda a combatir infecciones, bacterias y otros virus patógenos.

Beneficios para el corazón

Las chufas son tubérculos ricos en ácido oleico Omega 9, un tipo de grasa monoinsaturada con efectos concluyentes sobre la salud del sistema cardiovascular. Una dieta balanceada que contenga Omega 9 ayuda a reducir el colesterol total y LDL (“malo”) y mejora los niveles de colesterol HDL (“bueno”).
Además de su aporte en vitamina E y C, la chufa aporta propiedades antioxidantes, excelentes para la salud de todos y particularmente aconsejadas para las personas que sufren de colesterol, diabetes, hipertensión, arteriopatía, arteriosclerosis o enfermedades cardiovasculares.

Fuente inigualable de magnesio

Con sólo 100 gramos consumidos, las chufas proporcionan a su cuerpo entre el 13% y el 17% de las cantidades diarias recomendadas de magnesio. Este mineral activa el reloj interno y es esencial en la función normal del cuerpo, participando en más de 300 reacciones bioquímicas.

Ayuda a controlar la presión arterial

Su alto contenido de arginina, un precursor del óxido nítrico, mantiene nuestros vasos sanguíneos dilatados, pero también mantiene una circulación sanguínea normal.
Puede ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Chufa es una fuente de vitamina E que nos protege de la formación de radicales libres, la principal causa de muerte celular. Este alto contenido de vitamina E, combinado con su alto contenido en ácido oleico, también reduce el riesgo de enfermedades coronarias.

Contribuye en la ingesta de potasio

Una porción de aproximadamente 25 chufas proporciona 139 mg de potasio, lo que equivale en peso a mucho más que patatas, aguacate o plátanos. Este mineral contribuye al buen funcionamiento de las células y órganos. También regula las contracciones musculares, por lo que también ayuda en las funciones digestivas.

Fuente de proteína vegetal

Las proteínas son esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano. Varios estudios demuestran que las chufas tienen un contenido promedio de proteínas del 8%. Los chufas también contienen muchos aminoácidos.

Ayuda a controlar la diabetes

El alto contenido de fibra dietética que no es soluble en la chufa ayuda a los diabéticos a mantenerse saludables regulando sus niveles de azúcar en la sangre, como han demostrado investigaciones recientes. La fibra, a diferencia de otros carbohidratos, no aumenta los niveles de azúcar en la sangre.

Disminuir el “colesterol malo”.

Aunque hay mucha información errónea sobre el colesterol “bueno” y “malo”, es importante que todos mantengan niveles correctos y aceptables. Las chufas reducen los niveles de colesterol LDL y equilibran los niveles de colesterol absorbiéndolo, gracias a su alto contenido en fibra.

Mejora la vida sexual

Un estudio preliminar realizado en 2015 analizó cómo el consumo de chufas estimula el comportamiento de copulación masculina en ratas. Los resultados del estudio muestran que las chufas mejoran el rendimiento sexual de las ratas, lo que puede tener una ventaja para el rendimiento sexual masculino humano. De hecho, la chufa ayudaría a mantener la salud vascular en la parte superior y aumentaría los niveles de testosterona.

¿Algún otro beneficio para la salud de las Chufas?

La Chufa de Valencia se consume actualmente en todo el mundo por sus beneficios para la salud y su saludable ingesta de energía, así como por sus múltiples propiedades beneficiosas.
Científicos de la Universidad de Valencia han concluido que las chufas tienen propiedades beneficiosas y digestivas debido a su alto contenido de almidón y aminoácidos.
También es rico en minerales como fósforo, magnesio, potasio y hierro, así como grasas insaturadas y proteínas.
Por eso se recomienda para todas las personas de todas las edades.

Hay situaciones fisiológicas en las que su consumo se torna interesante y hay enfermedades en las que la Tuerca Tubular se convierte en un aliado nutricional.

Durante el embarazo:

Es interesante utilizarlo por su variada contribución en aminoácidos, especialmente la arginina, por su concentración en la chufa dulce y también por la importancia de este aminoácido para el feto y el recién nacido.
Por eso es interesante incluir la almendra molida (chufa) y la chufa horchata en la dieta durante el embarazo.
Consumidas con una dieta variada y equilibrada, las chufas contribuyen a mejorar la formación fetal y la salud materna.

Para niños y adolescentes:

chufa horchata es una bebida completa que puede complementar la dieta habitual de niños y adolescentes. Debido a su alto contenido en calcio, hierro, magnesio y fósforo, esta leche vegetal es altamente recomendada durante la fase de crecimiento.

Para vegetarianos:

Las chufas proporcionan muchos nutrientes en proporciones más adecuadas que algunas otras bebidas a base de vegetales.
La almendra molida (chufa) y la horchata de chufa, son ricas en hierro, ricas en calcio, y combinadas con arroz aportan proteínas de alto valor biológico.
Por estas razones, es interesante combinar la chufa con un cereal integral como el arroz.

Cabe destacar que también hay situaciones patológicas en las que resulta interesante incluir en la dieta la almendra molida y la chufa horchata:

  • La chufa no contiene lactosa, por lo que puede ser consumida sin problemas por las personas alérgicas a la lactosa.
    Enfermedad celíaca o intolerancia al gluten: Las chufas y sus derivados, como la horchata o la harina de chufa, no contienen gluten.
  • La chufa y sus derivados, como la horchata, facilitan la digestión de carbohidratos y grasas gracias a enzimas como la amilasa y la lipasa, evitando la aparición de flatulencias, que mejoran significativamente la calidad de la digestión.
  • La chufa, por su contenido en almidón, destila las propiedades antidiarreicas. Note que en la piel de las chufas, hay grandes cantidades de suberina que actúan como prebióticos. La horchata, por su contenido en almidón, destila las propiedades espesantes de las heces.
  • Estreñimiento: Alimentos ricos en fibra, su consumo habitual en personas estreñidas puede ser beneficioso.
  • Hipertensión: Horchata es una bebida baja en sodio sin alcohol. Nótese también que contiene arginina (536.5 mg / 200ml porción); molécula con importantes efectos vasodilatadores.
  • La chufa y sus derivados, como la chufa horchata, la harina de chufa, etc., pueden ser útiles para el control del colesterol y los triglicéridos por su perfil lipídico, con una cantidad de ácido oleico (77% ácido oleico) muy similar al aceite de oliva. Por otra parte, para el tratamiento de la dislipidemia, se recomienda tomar alimentos ricos en fibra porque reducen la absorción de colesterol a nivel intestinal y la chufa tiene un alto contenido en fibra. Finalmente, la chufa y la horchata, por su origen vegetal, están libres de colesterol.
  • La chufa puede ser consumida por diabéticos, arginina, el aminoácido presente en la chufa destila los efectos del secretagogue de la insulina, que podría ser beneficioso para los pacientes con diabetes tipo II.
  • Patología renal: La introducción de chufa y horchata en la dieta es interesante por su moderado contenido proteico pero con cantidades notables de aminoácidos esenciales. Su contenido de sodio es generalmente inferior al de otras bebidas vegetales.
  • Úlceras aftosas y úlceras bucales: la chufa y la horchata contienen peroxidasa y catalasa con propiedades desinfectantes.
  • Así pues, una nutrición deliciosa y sana es posible comiendo la chufa y la horchata valenciana (un sustituto de la leche de origen animal), consideradas como superalimentos.

¿Cómo preparar la chufa horchata?

De una manera sencilla, con algunos utensilios encontrados en cualquier cocina y chufas, es posible preparar una leche vegetariana muy sana, libre de lactosa y rica en calcio, vitaminas C y E, oligoelementos.

La chufa (paja), es ideal para preparar fácilmente una deliciosa horchata casera de chufa y una salud cien por ciento buena.
¿Quieres saber cómo preparar esta bebida tan característica de la Comunidad Valenciana (España) durante los meses de verano?
Esta bebida saludable, la estrella natural del verano en estas latitudes, es muy refrescante y atenúa la insolación que podemos sentir.
Esta bebida extremadamente saludable se prepara con chufas, pequeños tubérculos marrones cultivados en España desde el siglo VIII, cuando fueron introducidos por los árabes.
Si le gustaría disfrutar de una auténtica chufa horchata y disfrutar de ella ahora durante el verano o por qué no en cualquier otra época del año, encontrará a continuación una sencilla, pero no menos deliciosa receta de horchata de chufa.

Ingredientes de la chufa horchata

  • 250 gr. de chufa biológica
  • 1 litro de agua fresca, filtrada o de manantial
  • La corteza de un limón orgánico (opcional)
  • 1 cucharada de canela orgánica (opcional)
  • Azúcar de caña sin refinar al gusto

Preparación de chufa horchata casera

  • Lavar bien las chufas hasta que el agua de lavado final esté limpia y límpida.
  • Deje las chufas remojar por 24 a 48 horas, cambiando el agua varias veces.
  • Una vez transcurrido este tiempo, escurrir las chufas.
  • Poner en la licuadora/mezcladora con la cáscara de limón, canela y agua.
  • Mezclar todos los ingredientes.
  • Sólo tiene que pasar la mezcla a través de un colador fino o un chino con gasa para extraer la deliciosa horchata.

Utilizamos agua fresca durante la preparación para poder beber inmediatamente chufa horchata después de la preparación. Si este no es el caso, poner la preparación obtenida en el frigorífico hasta que esté lista para el consumo; procurar consumirla rápidamente, de lo contrario la horchata puede fermentar.

Cuando comes horchata, todo lo que tienes que hacer es añadir el azúcar al gusto de todos y un poco más de canela en polvo si lo deseas.
La horchata de chufa se suele consumir en España como merienda veraniega con dulces o bollería.

¿Cómo comer chufa seca?

La chufa seca es dura y crujiente bajo el diente… Por lo tanto, es apropiado consumirla y hacerla agradable para masticar, remojándola en agua.

Puede hacer lo siguiente antes de comer chufa seca:

Primero, limpiar y enjuagar la chufa.

  1. Llene la mitad de un tazón de vidrio o un frasco con agua.
  2. Verter una pequeña cantidad de chufa seca.
  3. Cierre el recipiente y guárdelo en la nevera durante un día.
  4. Después de 24 horas, las chufas estarán hidratadas y su carne será mucho más blanda, es el momento ideal para comerlas.

Ya que han sido rehidratados en el frigorífico, su temperatura es ideal para consumirlos en verano.
Observe que la misma operación de rehidratación es posible a temperatura ambiente.

Chufa y horchata de chufa contraindicaciones

Diabetes

Si bien es cierto que comer chufas naturales puede ser un buen alimento para una dieta diabética, las personas con diabetes deben evitar comer horchata debido a su alto contenido de azúcar añadido.
Un vaso de horchata puede contener hasta 40g, es decir, más de dos porciones de carbohidratos.
Esta bebida puede alterar los niveles de glucosa en sangre y causar efectos secundarios en diabéticos.
Como alimento, las chufas secas hidratadas son adecuadas para los diabéticos siempre y cuando se consuman en cantidades moderadas.

Alergia

Pocos casos de alergias a las chufas ocurren. Las personas alérgicas a las nueces deben tomar precauciones al beber horchatas naturlles, ya que algunas pueden contener nueces y semillas distintas de la chufa.

Digestión

Casos raros de inflamación abdominal, mala digestión, estómago pesado, estreñimiento, náuseas y vómitos.
Si esta es la primera vez que comes chufa y preparaciones derivadas, se deben consumir en pequeñas cantidades como cualquier alimento nuevo.

Bebés

chufa y chufa horchata no son comida para bebés.

Embarazo y lactancia materna

La chufa y la horchata son alimentos seguros para mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Asociación Chufa

Hoy en día, es posible encontrar innumerables maneras de preparar este pequeño tubérculo, muchos de los cuales eran inimaginables hace pocos años, como la chufa en cervezas, aceites, chocolates o incluso turrones.

La chufa se puede combinar con canela y ralladura de limón para preparar la chufa horchata.

La chufa juega un papel importante en la cocina vegetariana, y los vegetarianos a menudo la utilizan como harina, mezclada con miel e incluso dátiles para hacer deliciosos y saludables pasteles.

Mezclando la chufa con el cacao, se puede sustituir la avellana para preparar la pasta.

Para aquellos que prefieren los alimentos salados, se puede probar la chufa remojada en agua salada y vinagre, aromatizada con ajo y orégano o romero. De esta manera, la chufa se puede añadir a las ensaladas, arroz y cuscús.

Consejos dietéticos sobre Chufa

Es común consumir chufa durante el verano, ya que con la chufa podemos preparar una bebida muy refrescante y saludable: la chufa horchata.
Debido a sus múltiples propiedades y valores nutricionales, el uso de la chufa se incluye muy a menudo en una dieta equilibrada.

Es un alimento saludable, libre de gluten, rico en fibra y saludable.
Requisito básico para todo tipo de dietas: Las chufas son fuente de proteínas no animales, además de ser una excelente fuente de potasio y magnesio.

El consumo de chufa natural es adecuado para diabéticos y celíacos, e incluso para personas con hipertensión arterial.
Es posible combinar la chufa con diferentes alimentos y formulaciones variables, válidas para personas con diferentes condiciones de salud, y esto también dando preferencia al gusto.
Por lo tanto, la chufa es ideal para cualquier tipo de persona, independientemente de su edad, sexo o estado de salud. Incluso cuando se come sola, la chufa sigue siendo un alimento excepcional.
La chufa contiene carbohidratos, grasas, fibra y proteínas.
Sus grasas son monoinsaturadas con un alto contenido de ácido oleico Omega 9, cuyas propiedades digestivas y sus funciones astringentes, cardiovasculares, probióticas, reparadoras y estimulantes han sido probadas.
El consumo de chufa aumenta la inmunidad del organismo y también se recomienda para ciertos casos de desnutrición gracias a su alto contenido en hierro, pero también por su arginina, un aminoácido muy bueno para pacientes con anemia.
Chufa está recomendado para niños, ancianos, enfermos, diabéticos, personas con problemas de salud, estrés o nerviosismo, así como para deportistas.
Gracias a las propiedades curativas de la arginina, la chufa también se recomienda para las personas que sufren de estreñimiento u otros trastornos digestivos como las úlceras.
La arginina en la chufa también ayuda a controlar los niveles de colesterol.
Chufa no contiene cafeína, estimulantes, ni produce gas.
Por todas estas razones, la chufa horchata es la bebida ideal para todo tipo de personas, especialmente aquellas que quieren cuidar su salud, como las mujeres con osteoporosis o durante el embarazo, que no pueden consumir bebidas ácidas o alcohol.
Además, no hay lactosa, fructosa o gluten en la chufa, por lo que puede administrarse a niños sin temor a alergias o cualquier tipo de intolerancia.
La chufa es una buena fuente de vitamina C y E, tal como una buena fuente de calcio, fósforo, magnesio, potasio y hierro.
Chufa también contiene almidón, proteínas no animales y enzimas que ayudan a la digestión.
Por todas estas razones y porque la chufa es sabrosa, saludable y muy satisfactoria, cada uno puede añadir su propia dieta.
En este caso, la Chufa de calidad ecológica con denominación de origen valenciana debería ser adquirida en España.
La tienda online de abajo vende chufa ecológica cultivada en la Comunitat Valenciana y de muy buena calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *