Antioxidante

Antioxidantes

Los antioxidantes son elementos que neutralizan los radicales libres en el cuerpo humano. Los radicales libres, que adoptan la forma de toxinas que se encuentran en el agua, el aire y los alimentos, es decir, en nuestro medio ambiente externo, se denominan exógenos. Los que son producidos naturalmente por el organismo son designados como endógenos. El papel de los antioxidantes es prevenir la formación de estas toxinas, que son los desencadenantes del estrés oxidativo o proceso de oxidación. Interceptan los radicales libres y desechan sus electrones individuales transformándolos en iones o moléculas estables. Los antioxidantes incluyen selenio, vitaminas C y E y carotenoides como licopeno, betacaroteno y luteína.

Antioxidantes, una necesidad diaria

Los productos químicos, la contaminación atmosférica o los aditivos alimentarios son factores que contribuyen a la proliferación de radicales nocivos. Por lo tanto, es importante suministrar regularmente al cuerpo antioxidantes para mantenerlo alejado de toxinas y radicales dañinos. Éstos desencadenan un rápido deterioro del metabolismo y reducen las aportaciones beneficiosas de minerales y vitaminas. Para beneficiarse de los beneficios diarios de los antioxidantes, algunos alimentos que contienen antioxidantes pueden ser solicitados en cantidades. La concentración de antioxidantes en un alimento se mide utilizando el índice ORAC. Por lo tanto, un individuo debe consumir entre 3000 y 5000 unidades de ORAC cada día. Los alimentos con altos niveles de antioxidantes ORAC incluyen arándanos rojos, moras, fresas, frambuesas en el lado de la fruta y frambuesas en el lado de la fruta y berros, ajo, aguacate, pimienta y brócoli en el lado de la verdura, así como espirulina y ginseng.

Propiedades y beneficios de los antioxidantes

Los antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel. Neutralizan los radicales libres que causan daño a las membranas celulares. También anulan los efectos nocivos de la contaminación que respiramos en la vida cotidiana. La atmósfera está repleta de contaminantes como ozono o dióxido de nitrógeno que causan problemas respiratorios. Los antioxidantes reducen la oxidación de estas partículas dañinas. Además, juegan un papel importante en la reducción de las enfermedades cardiovasculares y la disminución de los niveles de colesterol. Según algunos estudios, los principios antioxidantes disminuyen la proporción de colesterol malo contenido en la sangre. Esta propiedad contribuye a la prevención de los riesgos cardiovasculares. Además de estas propiedades beneficiosas de los antioxidantes, también se incluyen la protección ocular y la prevención del cáncer.

Precauciones para el uso de antioxidantes

En una dosis demasiado alta, los antioxidantes serían nocivos para la salud en lugar de proteger el cuerpo. Pueden desencadenar ciertos problemas de salud o envenenamiento. Se recomienda ingerir alimentos ricos en antioxidantes u otros componentes como la fibra dietética. Si necesita un tratamiento antioxidante, lo mejor es buscar y seguir siempre el consejo de un especialista.

Un comentario sobre “Antioxidante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *